• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Consejos para cuidar tu celular durante el viaje

Si tu teléfono no es resistente al agua, ponlo en un protector o estuche hermético / Foto Pixabay

Si tu teléfono no es resistente al agua, ponlo en un protector o estuche hermético / Foto Pixabay

Cada vez que armas tu bolso de viaje, sin importar a dónde vayas, sabes que lo que no puede faltar es tu celular

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tu celular registra esos momentos inolvidables en fotografías y los convierte en eternos, te permite contactarte con amigos y familiares, y buscar direcciones de lugares desconocidos.

Pero, hay un problema: el sol, el agua, la arena y el viento pueden dañar fácilmente tu celular, el cual podría sufrir daños irreparables.

Guillermo Zegarra, gerente de Productos de Motorola Mobility Perú, te ofrece estos consejos para cuidar tu celular durante las vacaciones, para que puedas aprovecharlas al máximo. Toma nota.

Que no se recaliente. La exposición excesiva al sol puede dañar la batería, la pantalla del equipo y su luminosidad. Mantén tu teléfono dentro del bolso o envuelto en una toalla seca, bajo la sombra, así evitarás que tenga contacto directo con la luz solar.

Evita que se caiga. Ponle siempre un protector transparente en la pantalla, para evitar que se quiebre. Si se te cayera de las manos, debes retirar la batería y volver a encender el dispositivo móvil para que no deje de funcionar normalmente.

No lo pierdas de vista. Si sabes que estarás ocupado en muchas cosas, es posible que extravíes tu teléfono. Ten instaladas aplicaciones que ayudan a localizar el móvil en caso de pérdida o robo a través del GPS.

Evita que se moje. Si tu teléfono no es resistente al agua, ponlo en un protector o estuche hermético. Si, por algún motivo, se llegara a caer en la piscina o al mar, apágalo, sécalo de forma cuidadosa y luego llévalo a un servicio técnico autorizado, en donde evaluarán la situación, y te darán el diagnóstico y las recomendaciones más adecuados. Un ‘remedio’ rápido consiste en ponerlo en una taza de avena o arroz crudo para que absorban la humedad.

Protégelo de la arena. Si la arena ingresa a tu teléfono, puede afectar su funcionamiento. Por eso, utiliza siempre algún protector o funda de celular. Si tu equipo quedó desprotegido, saca cada granito de forma cuidadosa, sin golpearlo ni soplarlo, ya que podrían ingresar las partículas nuevamente y, además, generar humedad.

Ahorra batería. Si la carga de tu teléfono se consume rápidamente y no puedes cambiarlo por ahora, cuando estés de viaje (y no necesites estar conectado), coloca tu celular en ‘modo avión’ y baja al máximo el brillo de tu pantalla.