• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Conoce los riesgos de caminar con tacones

Con el stiletto la base de sustentación es menor y se crea inestabilidad | Foto: Getty Images

Con el stiletto la base de sustentación es menor y se crea inestabilidad | Foto: Getty Images

Si te gusta usar zapatos con tacones debes tener en cuenta algunos datos. Aquím, quiénes pueden hacerlo, quiénes no y por qué

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque para muchas mujeres resulta natural, andar en tacones es como caminar sobre huevos en una base de cristal, hay que hacerlo con bastante cuidado. Si además te trepas en unos stilettos (finos tacones de más de nueve centímetros de alto) y le añades ritmo a tus movimientos, indudablemente el riesgo de sufrir alguna lesión en rodillas, pies o espalda, aumenta. Sin embargo, ni esto ni las consabidas consecuencias de adoloridos pies con ampollas intimida o detiene a un grupo –cada vez más grande– de mujeres que decididas se suben a sus tacones aguja para caminar y bailar seguras de sí mismas.

PERO, ¿ES PELIGROSO O NO?

Bailar con tacones aguja es riesgoso como practicar cualquier otra danza o deporte de manera inadecuada. "Los tacones son una herramienta, un accesorio externo y para usarlos debemos ser conscientes de ello, conscientes de los músculos que vamos a usar y fortalecerlos adecuadamente", indica el fisioterapeuta, Rolin Jara, de Rollin Dance Movement Sport.

El traumatólogo Moisés Palti, de la Clínica Internacional, señala que bailar con tacones aguja aumenta la presión en las rodillas y en la columna lumbar. Precisa que a largo plazo, estas lesiones pueden ocasionar desgaste de la rótula, dolores en las rodillas, hernias en la columna, dolores lumbares; y en los pies, formación de callos (neuromas), tendinitis e inflamación en la planta (fascitis plantar). Por su parte, Rocío Salas, directora y fisioterapeuta de No Pain, dice que no se puede prohibir andar en tacones, pero sí subraya la importancia de saber cómo hacerlo. "A veces escuchamos decir: "los tacones te sacan glúteos, te ayudan a la postura", es verdad, siempre y cuando la mujer tenga las condiciones para llevarlos; de lo contrario, es un desastre".

EL TONO Y LAS CONDICIONES

Las condiciones para caminar y bailar en tacones están vinculadas con tu tono muscular. "Aquí no tenemos mucha cultura de conocer nuestro tono muscular (bueno, malo o bajo). Dicho coloquialmente: las chicas de músculos firmes (quienes han practicado ballet o gimnasia) tienen un tono duro. Las de músculos blandengues, medio fofas, un tono bajo. Cuando estas últimas se ponen tacones, usan articulaciones, rodillas y se pueden lesionar. Las de tono duro, en cambio, tienen una mejor organización del movimiento y lo reparten mejor en el cuerpo", explica Salas a la vez que aclara, que practicando una serie de ejercicios de fortalecimiento se puede mejorar el tono muscular bajo.

El stiletto provoca inestabilidad al caminar y si vas a bailar, debes tener un buen control motor. Esto quiere decir que no todas pueden hacerlo, porque hay que tener una historia de movimiento y de deporte previo. ¿Quiénes sí pueden hacerlo? Corredoras, chicas que van al gimnasio, que practican tae bo, pilates, bailarinas de ballet...

CONSEJOS PARA CAMINAR Y BAILAR

- Si te gustan los tacones y quieres lucirlos bien, fortalece tu cuerpo (todos los músculos de las piernas, tríceps surales, cuadríceps, glúteos, abdomen y espalda) con ejercicios resistidos, como pilates (que brinda flexibilidad) y con pesas.

- Controla tu línea de gravedad. ¿Qué significa esto? Que si tienes la cabeza muy adelantada, tu línea de gravedad se va hacia adelante y puedes caerte. Si tienes los pies muy planos, tu centro de gravedad está hacia atrás, y los tacos también te pueden desestabilizar. Lo ideal es no estar ni muy quebradas en la cintura ni con la cabeza muy adelante. Y trata de apoyar todos los dedos del pie en el piso, porque cada uno cumple una función.

- Observa qué posición tienen tus pies cuando están libres (si puedes mover los dedos, si puedes separarlos, si puedes coger cosas con ellos) para que, cuando te quites los tacones busques recuperar esa posición natural.

- Asegúrate de que tus pies sean flexibles.

NÚMERO DE TACO RECOMENDABLE

- Para el día a día tacones número cinco, porque el cuerpo está más acostumbrado a ellos y no afectan las articulaciones.

- Para una rutina de baile depende del control que cada una tenga. Lo ideal es ponerse un par cómodo con el que se tenga el balance adecuado.

- Duración y frecuencia para una rutina de baile con tacos.

- Para bailar, la recomendación es de 45 minutos, con períodos de descanso. Además, se aconseja evitar los saltos enérgicos y zapateos fuertes.

- Si no se tiene la práctica necesaria, no debería realizarse más de tres veces por semana.

¿QUÉ NO SE DEBE HACER?

Forzar las rodillas, arrastrar los pies, caminar con las rodillas dobladas.

¿QUIÉNES NO PUEDES PRACTICAR ESTOS MOVIMIENTOS?

- Personas que padezcan problemas en la columna y en los riñones, no deben usar tacones, ya que agravarán su situación.

- Aquellas que sufren de lesiones en la espalda o en las rodillas, como en cualquier danza o deporte de esfuerzo, deben tratar primero su lesión antes de pensar en hacer cualquier actividad física que requiera cierto esfuerzo.

- Personas operadas de los ligamentos, deben tener especial cuidado y seguir las recomendaciones del médico.

- Mujeres operadas de los meniscos o con pie plano, no tendrían problemas, siempre y cuando eviten sobreesfuerzos y sigan estrictamente las recomendaciones.

¿A PARTIR DE QUÉ EDAD SE PUEDE PRACTICAR ESTE MOVIMIENTO?

Más allá de la edad, los cuidados mencionados son para todas, ya que el bailar con tacones haciendo sobreesfuerzo te afecta, así seas una joven de 16 años o una mujer de 30.