• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Científicos probarán el uso de smartphones para detectar antes un sismo y emitir alertas

Los equipos son instalados en el techo de estaciones de monitoreo del CSN | Foto:El Mercurio

Los equipos son instalados en el techo de estaciones de monitoreo del CSN | Foto:El Mercurio

La idea es un proyecto conjunto entre el Servicio Geológico de Estados Unidos y el Centro Sismológico Nacional de Chile

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Crear una red que pueda detectar un sismo segundos antes de la sacudida, para alertar a la población y darle la oportunidad de desplazarse a un lugar seguro. Ese es el objetivo de un nuevo proyecto realizado en conjunto por científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) y el Centro Sismológico Nacional de Chile (CSN), y que tiene por protagonista al cada vez más popular teléfono inteligente.

Benjamin Brooks y Thom Ericksen del USGS visitaron Santiago esta semana para instalar los primeros teléfonos que formarán parte de esta prueba, que busca evaluar la efectividad que tendría un sistema así en un país sísmico como Chile.

Los científicos parten de la tesis de que los sensores actualmente utilizados en smartphones, como GPS y acelerómetros, podrían detectar movimientos telúricos. Y si bien son menos precisos que los instrumentos profesionales, su masividad podría ayudar a eliminar el ruido de las mediciones y permitir la emisión de una alerta temprana.

La primera etapa del proyecto comenzó esta semana, con la instalación de nueve teléfonos: dos fueron puestos en Santiago y el resto está en Valparaíso, Los Vilos, Salamanca, Combarbalá y Canela Baja. Finalmente, este fin de semana se pondrán los dos restantes, en Santo Domingo y Navidad. Durante los próximos meses se instalarán más smartphones, hasta llegar a una red de 300 a lo largo del país.

Los equipos (Moto G de Motorola con chips de datos de Entel) son instalados en el techo de estaciones de monitoreo del CSN, en cajas que los protegen del clima y donde quedan conectados a una fuente de poder. También se incluyó un segundo dispositivo con un chip adicional que entrega datos de GPS más precisos.

"El objetivo del proyecto es tener un sistema que detecte un sismo lo más rápido posible, para poder enviar una alerta a quienes estén en los alrededores del epicentro, y nos dimos cuenta de que podemos utilizar una tecnología que ya está en todos lados, porque los smartphones pueden servir para dar una alerta temprana", declaró Benjamin Brooks, del USGS.

"Este sistema no reemplazaría la red sismológica actual, ya que los datos no son tan precisos, pero ofrece una primera medición rápida, la cual permite dar una alerta ante un gran sismo", aseguró Juan Carlos Báez, jefe de Geodésia del CSN y quien, junto a Rodrigo Sánchez, coordina el proyecto en Chile.

Según indica el CSN en un comunicado, la red de smartphones sería efectiva para sismos de magnitud 7 o superior, lo que justifica en parte la decisión de hacer las pruebas en Chile. "En otras parte del mundo para probar este sistema tendríamos que esperar mucho tiempo antes de tener un terremoto mayor a 7, como en la falla de San Andrés (EE.UU.), donde ocurren cada 300 años", agrega.

El proyecto contempla una segunda etapa, donde la población podrá participar a través de una aplicación que recolectaría datos y los enviaría a los científicos. Actualmente no hay fechas para este lanzamiento, aunque la aplicación ya está en periodo de prueba en Estados Unidos.