• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Científicos abordan el misterio detrás del largo cuello de las jirafas

Científicos abordan el misterio detrás del largo cuello de las jirafas/ Foto: AFP

Científicos abordan el misterio detrás del largo cuello de las jirafas/ Foto: AFP

Especialistas analizaron los cambios genéticos que atravesó esta especie para llegar a sus peculiares características que la hacen única en el reino animal.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Científicos de Tanzania, Kenia, Reino Unido y Estados Unidos han investigado los cambios en la herencia genética que causaron la aparición del cuello de una jirafa y hoy publican los resultados en "Nature Communications".

 Los científicos descifraron el genoma de la jirafa y de su pariente más cercano, el okapi, y descubrieron que en el esqueleto y el sistema cardiovascular de las jirafas se produjeron cambios fundamentales, supuestamente de forma simultánea durante su evolución.

 Las largas patas y sobre todo el largo cuello permiten a las jirafas alzarse hasta seis metros y las convierten en uno de los mayores animales del mundo, aunque esa elevada estatura implica numerosos retos para su sistema cardiovascular y nervioso.

 Tienen un potente corazón que permite enviar sangre a lo largo de dos metros hasta el cerebro y su presión sanguínea es el doble de elevada que la de otros mamíferos. Además, los vasos sanguíneos están dispuestos de tal forma que pueden soportar las diferencias de presión cuando, por ejemplo, la jirafa baja la cabeza para beber.

El equipo de Morris Agaba, del Instituto Africano de Ciencia y Tecnología de Arusha, en Tanzania, investigó los cambios genéticos que posibilitaron esta y otras adaptaciones comparando el genoma de las jirafas con el de los okapis, que no tienen un cuello tan largo como sus parientes.

 El análisis del genoma mostró que los caminos evolutivos de jirafas y okapis se separaron más tarde de lo que se pensaba hasta el momento.

Se identificaron 70 genes que en el caso de las jirafas se modificaron para posibilitar la adaptación a la biología especial de estos animales.

Esos genes cambiaron de tal forma que, entre otros, condujeron al desarrollo particular de las vértebras cervicales.

Y es que a pesar de su largo cuello, las jirafas no tienen más vértebras que otros mamíferos pero dichos huesos son extremadamente alargados.