• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Christina Aguilera: La artista que reinventó el pop

Christina Aguilera es una de las artistas con más censura en China, seis canciones de su álbum <i>Bionic</i> no pueden sonar en ese país | Foto: Agencias

Christina Aguilera es una de las artistas con más censura en China, seis canciones de su álbum Bionic no pueden sonar en ese país | Foto: Agencias

La cantante conocida como "la voz de su generación" se renueva constantemente. Con 33 años, en la misma semana que anunció su boda se supo de su embarazo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"El me preguntó y yo contesté...", decía el enigmático mensaje que Christina Aguilera tuitéo el pasado 15 de febrero. Tras los puntos suspensivos, adjuntaba una imagen que daba conclusión a la frase: las manos de ambos entrelazadas, y en uno de los dedos de ella, el destello de un reluciente diamante. De esta manera, la cantante hacía saber vía Twitter a sus 11 millones y medio de seguidores, y al resto del mundo, que acababa de comprometerse con su novio, el ayudante de producción Matthew Rutler. Como las celebridades son muy románticas, el pedido de matrimonio había tenido lugar 24 horas antes, en medio de un edulcorado Día de San Valentín.

Pero la noticia resultó ser apenas un aperitivo para la prensa rosa; tres días después trascendía que, además, la pareja estaba esperando un hijo. Fue la suegra de la cantante quien lo confirmó en una entrevista: "Me dijeron que no dijera nada. No sé si tienen planes de mudarse pero cuando tienes un bebé no planeas una mudanza. Amamos a Christina, es como una hija", aseveró, ignorando abiertamente la solicitud de discreción de su hijo y su nuera. De inmediato los medios de todo el mundo levantaron la declaración y la revista People publicó un artículo indicando que la estrella del pop y su prometido "siempre habían hablado de dar los siguientes pasos, el matrimonio y formar una familia".

Rutler y Aguilera están en pareja desde 2010 y conviven en Los Angeles en una casa que compraron el año pasado por 10 millones de dólares. Para Christina, será una reincidencia doble: no solo volverá a casarse, sino que será mamá por segunda vez. Su primera boda fue con el ejecutivo de la industria musical Jordan Bratman, a quien conoció en 2002. Su matrimonio de cinco años concluyó en octubre de 2010, mes en el que salió su divorcio. Sin embargo, ambos se llevan bien y comparten la custodia de su pequeño Max, de 6 años.

El todavía benjamín de la familia es uno de los cables a tierra para la cantautora, según ella lo ha asegurado reiteradamente. En setiembre pasado, en una entrevista con Jay Leno, se emocionó al declarar: "Él es la alegría de mi vida". De hecho, fue cuando quedó embarazada de Max que Christina hizo un parate en su carrera por primera vez desde que era prácticamente una niña.

Porque, con apenas 33 años, Aguilera es considerada casi una leyenda viviente. Cuando todavía no cumplía 30, la revista Rolling Stone la clasificó en el puesto 58 de su lista de las 100 más grandes cantantes de todos los tiempos, situándose como la artista más joven en integrar el selecto grupo. Intérpretes como Whitney Houston, Etta James, Céline Dion y Kelly Clarkson han sugerido que es la mejor vocalista de la historia.

Su voz de tipo soprano, capaz de alcanzar los registros más agudos en la escala humana, le ha ganado el mote de "la voz de su generación". El año pasado, en los People`s Choice Awards, la galardonaron como "la voz del pueblo" (People`s Voice). También en 2013, la revista Time la incluyó como una de las 100 personas más influyentes del mundo el año pasado.

 Se la reconoce por haber cambiado el estilo de música pop adolescente y convertirlo en un pop más maduro, como lo hizo en su disco Stripped (2002). Su sonido ha inspirado a la mayoría de las cantantes actuales, como Miley Cirus. Son muchos los músicos que aseguran que Christina Aguilera fue la chispa que modificó tanto a la música pop como a toda una generación, de 1999 en adelante.

A LOS GOLPES.

"Había una vez una niña/ que en sus primeros años tuvo que aprender/ cómo crecer viviendo en una guerra que ella llamaba hogar/ sin nunca saber dónde refugiarse de la tormenta/ Duele ver el dolor en el rostro de mi madre/ cada vez que el puño de mi padre la pone en su lugar/ Escuchando todos los gritos lloraba en mi cuarto/ Esperando que terminara pronto...".

La autobiográfica letra de la canción I'm ok (Estoy bien) no deja lugar a muchas dudas. Christina María Aguilera, nacida y criada en Staten Island, Nueva York, ha contado más de una vez sobre la violencia y el maltrato psicológico ejercidos por su padre, Fausto Wagner Aguilera -un ecuatoriano sargento del Ejército estadounidense- sobre ella, su madre Shelly Loraine y su hermana Rachel.

Una herida que Aguilera no perdonó -sus progenitores se divorciaron cuando ella tenía diez años y nunca quiso volver a ver a Fausto- y cargó durante mucho tiempo. La productora de esta canción, incluida en su disco Stripped, Linda Perry contó que la grabación tuvo que pararse varias veces debido a que Christina no podía controlar el llanto. Más tarde contaría que escribió el tema para ayudarse en el proceso de recuperación emocional y "darle una voz de aliento a las personas que están en la misma situación".

Ya de pequeña la música se convirtió en su refugio, destacándose por su impresionante voz. Tenía 13 cuando se integró al programa de televisión El club de Mickey Mouse, de Disney, donde conoció a Justin Timberlake, Britney Spears y Keri Russell. En el `97, con 17 años, grabó el tema Reflection para la banda sonora de la película Mulan. Dos años más tarde lanzaba su álbum debut, titulado Christina Aguilera, del cuál se desprendieron éxitos como Genie In A Bottle y What a Girl Wants. Gracias a este disco, Christina se convirtió en un ícono pop.

Luego vinieron seis discos más, 17 nominaciones al Grammy, y hasta una película, Burlesque, donde tuvo su primer protagónico junto a Cher. Una carrera que aún tiene mucho por dar, aunque el 2014 será más personal.

Su hijo también da el sí a Matt"A Matt se le dan bien los niños. No está nervioso. Quiere mucho a Max pero respeta que Jordan Bratman es su padre, por lo que está realmente emocionado con la idea de ser padre completamente", dijo una fuente a la revista People días atrás acerca de la relación entre el futuro esposo de Christina Aguilera y el hijo de ésta, de seis años. La misma persona, un "allegado" a la familia, reveló que el propio niño se ha mostrado muy entusiasmado con la idea de tener un compañero de juegos. "Max siempre ha querido un hermanito o una hermanita. Es algo muy excitante para él, quien podrá tener un amiguito con el que jugar", agregó.

El que hasta ahora era el único hijo de la estrella del pop se había vuelto el núcleo de su vida. "Si tuviera que elegir entre el trabajo y pasar tiempo con mi hijo después de un día duro... no hay ni siquiera que preguntar", desliza esta artista que lleva vendidos 18 millones de discos en Estados Unidos y 100 millones en todo el mundo. Como madre, también se ha puesto el objetivo de que se sienta siempre en un ambiente contenido, para evitar lo que ella vivió en su infancia, con un padre abusivo que la hizo sentir insegura mucho tiempo. Por eso, la aprobación de Max al novio de su mamá ha sido fundamental para que la relación prospere. Christina conoció a Matthew Rutler durante el rodaje de Burlesque, película en la que él trabajaba como asistente de producción.