• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

"Chapo" Guzmán dice que se afecta su "dignidad humana" en la cárcel

Joaquín "El Chapo" Guzmán | Foto: Captura

Joaquín "El Chapo" Guzmán | Foto: Captura

La queja del narcotraficante fue presentada ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Agregó que  "lo discriminan" ya que hacen diferencias con el resto de los reclusos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jefe del Cártel de Sinaloa, Joaquín, el Chapo, Guzmán, presentó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por recibir en prisión trato discriminatorio que "afecta su dignidad humana".

La denuncia ante la oficina del Ombudsman sobre estos malos tratos en la cárcel de alta seguridad del Altiplano, a 90 kilómetros al oeste de la capital, fue presentada por la esposa del poderoso ex fugitivo de la justicia, recapturado el pasado día ocho en la norteña ciudad de Los Mochis, Emma Coronel Aispuro. 

El vocero de la Presidencia mexicana, Eduardo Sánchez, admitió que Guzmán ha sido movido de celda en celda varias veces al día. 

"Puede pasar horas o puede pasar días en una misma celda", afirmó el portavoz, a diferencia de lo que ocurría en los 17 meses que estuvo detenido antes de su temeraria evasión, cuando permaneció en una sola celda, lo que le permitió planear su salida a través de un conducto bajo el piso de la ducha. 

Guzmán, que en ese período gozó de algunos privilegios como el de permanecer largas horas cada día con las personas que tenía registradas como sus defensores, ahora es vigilado en cada movimiento, inclusive cuando está en el baño. 

Asimismo, hay un perro afuera de su celda que está entrenado con su olor corporal para el caso de que quisiera intentar otra vez evadirse.

Trato desigualLa queja de Guzmán, de 57 años, se debe sobre todo a que se encuentra aislado del resto de los reos, que no se le permite salir al patio ni se le dan los estímulos que a los demás internos sí se les brindan, como ir al comedor, tomar el pase de lista de cada hora o dormir sin luz eléctrica. 

También señala que no se le da la ropa apropiada para abrigarse del frío lo que a su juicio "pone en riesgo su vida". 

"Esto se traduce en un trato desigual frente a los demás internos, discriminatorio y que afecta su dignidad humana por no respetársele los derechos mínimos para personas privadas de su libertad", se señala en la queja difundida por la agencia local Proceso. 

El jefe criminal, que se había ya fugado una primera vez de la cárcel de alta seguridad de Puente Grande, estado occidental de Jalisco, en enero de 2001, también denunció ante el defensor del pueblo que en las reuniones que sostiene con sus abogados están presentes custodios, quienes escuchan esas conversaciones que deberían ser confidenciales.

La carta señala que con estas acciones el gobierno mexicano está violando convenciones internacionales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). 

Cita por ejemplo que en la resolución 1/8, "principios y buenas prácticas sobre la protección de las personas privadas de la libertad", de la CIDH, se establece que todas las personas detenidas deben ser tratadas "humanamente con estricto apego a los instrumentos internacionales sobre derechos humanos".

Su concubina Emma Coronel, de 26 años, una ex reina de belleza, tiene dos hijas gemelas con Guzmán y ha acudido a visitarlo dos veces desde su reciente recaptura, pero se le ha negado el ingreso, bajo el argumento de que no es "la esposa legal". 

Según se sabe, Guzmán sigue casado legalmente con su primera esposa, Alejandrina Salazar, madre de sus primeros cuatro hijos, César, Iván, Gissele y Alfredo. 
Sin embargo, anteriormente se había permitido que Emma Coronel visitara a Guzmán sin importar que no fuera la esposa legal. 

Actualmente se ha generado un escándalo político porque Guzmán también fue visitado una vez por una diputada local de Sinaloa, Lucero Sánchez, de 26 años, con quien habría procreado el hijo más pequeño del "rey de las drogas". 

Guzmán es actualmente objeto de dos juicios de extradición y algunas fuentes señalan que el gobierno estadounidense presiona fuerte para que sea trasladado a su territorio en un tiempo récord, que podría no ser mayor a seis meses, a pesar de que normalmente un proceso así duraría de uno a cuatro años.