• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

A Brie Larson solo le falta ganar el Oscar

Brie Larson también es cantante | Foto AFP

Brie Larson también es cantante | Foto AFP

La actriz de 26 años de edad ya recibió, entre otros premios, el Globo de Oro, el SAG Award y el Critics Choice Award por su interpretación en La habitación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ciudad austríaca de Amstetten saltó a la fama en 2008, cuando la policía liberó a Elisabeth Fritzl del sótano familiar, donde pasó 24 años encerrada y tuvo 7 hijos con su propio padre. Desde entonces, a Josef Fritzl se lo conoce como el Monstruo de Amstetten.

Dos años después, la irlandesa Emma Donoghue escribió una novela inspirada en el caso y luego la convirtió en un guion, que ahora llega al cine con la dirección de Lenny Abrahamson.

En La habitación, la víctima se llama Ma y es encarnada por la californiana Brie Larson, que acaba de recibir un Globo de Oro, el SAG Award y el Critics Choice Award por su brillante actuación en este filme.

Durante su cautiverio, Ma engendra y da a luz a Jack (interpretado por Jacob Tremblay), que se encarga de narrar la historia de ambos desde el punto de vista de un niño de 5 años que no conoce el mundo exterior.

La cinta es, al mismo tiempo, un thriller y una historia inspiradora sobre el vínculo entre una madre y su hijo. Larson, que también es cantante, habla sobre la película y el papel por el que podrían entregarle, a los 26 años de edad, el primer Oscar de su carrera.

—¿Por qué cree que el filme ha tenido tanta acogida?
—Cuando la gente habla de la película, parece que a todos los impresiona de una manera visceral, pero no por las mismas razones. Hay personas que la ven como una historia de amor y otros piensan que se trata de una mirada sobre la depresión. También hay quien la ve como la historia de un crimen. Y varios periodistas se han sentido incómodos al hablar conmigo después de ver las secuencias de entrevistas. Así que depende del trasfondo de cada quien y de lo que esté buscando.

—¿Qué le atrajo de esta historia?
—Cuando leí el libro me impactó su mitología intrínseca; por ejemplo, la caverna de Platón. Lo vi como una oportunidad increíble para mostrar cuán pequeñas son nuestras percepciones y cuán difícil es ver un mundo más ancho y complicado.

—¿Cómo preparó el papel?
—La situación por la que pasa mi personaje no es algo para lo que uno está preparado. Como no es una historia típica, tuve que buscar especialistas en estos campos.

—La película se rodó en secuencia, lo cual es raro. ¿En qué ayudó?
—Fue esencial, porque había demasiados factores que no podríamos haber entendido plenamente sin experimentarlos antes. Nos permitió ir sintiendo hacia dónde debía ir la película, en vez de tener que anticiparlo.