• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Bono, un "pobre viejo ciego"

"Ahora que lo he dicho, nadie se lo quitará de la cabeza", dijo el líder de la banda irlandesa en una entrevista de tv / Foto: El Universal

"Ahora que lo he dicho, nadie se lo quitará de la cabeza", dijo el líder de la banda irlandesa en una entrevista de tv / Foto: El Universal

El cantante de U2 reveló que lleva dos décadas padeciendo glaucoma y por eso siempre ha utilizado lentes oscuros  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El carismático líder del grupo irlandés U2, Bono, lleva dos décadas padeciendo glaucoma, lo que explica por qué nunca se quita sus característicos lentes oscuros, explicó el cantante en declaraciones divulgadas ayer por los medios británicos.

Bono reveló que lleva años con esa dolencia en los ojos, caracterizada por el aumento de la presión intraocular y que lleva a la pérdida progresiva de las fibras nerviosas del nervio óptico, durante la grabación de un programa para la BBC1 que se emitió anoche.

Pese a que muchos consideraban que las omnipresentes gafas tintadas de Bono, de las que el veterano artista nunca se separa, formaban parte de la imagen del músico, el líder de U2 aclaró que en realidad estas le ayudan a mejorar su problema de visión.

El glaucoma puede provocar una mayor sensibilidad de los ojos ante la luz, por lo que los lentes oscuros contribuyen a aliviar el problema.

Cuando el presentador de un programa de la citada cadena de televisión preguntó a Bono si alguna vez se las quitaba, el cantante consideró que se encontraba en “un buen lugar” para explicar a la gente que lleva 20 años padeciendo glaucoma.

“Tengo buenos tratamientos y estaré bien”, afirmó Bono, que ironizó con que a partir de ahora, al haberse despejado el interrogante sobre sus características gafas, nadie “se lo quitará de la cabeza” y se referirán a él como “el pobre viejo ciego”.

Al ser consultado por esta situación en el pasado, Bono había dicho que sus ojos son sensibles a la luz. “Si alguien me saca una foto, veré el flash por el resto del día. Mi ojo derecho se inflama. Así que es parte vanidad, parte privacidad y parte sensibilidad”, había dicho a Rolling Stone.