• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Marcelo Silva: "Evo Morales no tiene un reemplazante"

Morales declinó hablar sobre un posible sucesor | Foto EFE

Evo Morales | Foto EFE

El Movimiento Al Socialismo tiene hasta el 2019 para encontrar a un candidato que le garantice mantenerse en el poder

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La derrota del presidente Evo Morales en el referéndum del domingo pone a su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), en la enorme encrucijada de encontrarle un reemplezante para mantenerse en el poder en Bolivia tras las elecciones del 2019.

El diario El Comercio de Perú, converso con el politólogo boliviano Marcelo Silva, de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), sobre ese tema y sobre las razones de la derrota del mandatario, que no podrá optar por una cuarta postulación presidencial.

— Por qué perdió Evo Morales?

Porque la oposición le planteó una muy buena estrategia comunicacional y política. Se presentó unida y logró polarizar el espectro electoral a través de dos elementos comunicacionales muy importantes: uno es el tema de resaltar los valores de alternancia política y el otro tiene que ver con las denuncias de corrupción que dañaron la imagen de Evo Morales. Creo que la oposición mostró una gran estrategia en función de dañar la imagen del presidente a través de esta variante de principios de la democracia que fueron compartidos entre la ciudadanía.

— ¿Qué hizo mal el Gobierno?

Subestimó a sus opositores. El Gobierno no planteó con claridad una estrategia política y de campaña, porque estaba confiadísimo en los logros de Evo Morales en los últimos años. Otro elemento de la derrota es un desgaste político natural. El presidente lleva diez años en el Gobierno y hay elementos que ya han empezado a deslegitimarse. Lamentablemente, el Movimiento Al Socialismo (MAS) se está convirtiendo en parte de una estructura añeja. El MAS está pagando la factura a este proceso de desgaste político.

— ¿Qué pasará con el MAS de acá al 2019? ¿Quién reemplazará a Evo Morales en el liderazgo?

El MAS no es una estructura política tradicional. Es una confederación de organizaciones y movimientos sociales, grupos de intelectuales y una cúpula muy cercana al presidente. Elegir a un sucesor de Evo Morales será un problema muy grande. No hay un líder que se aproxime a la talla de Morales en lo que significa su perfil político y su liderazgo. Estos movimientos sociales van a tener muchos problemas para ponerse de acuerdo. Y esto puede generar pugnas muy serias. Y habrá otro elemento que enfrentará el MAS que dificultará encontrar a un sustituto: los cuatro años que le restan a Evo Morales en el poder. Él tiene desafíos de mantener la estabilidad económica, política y social del país. Y de no darse, podría encontrar a un sucesor altamente debilitado para las elecciones.

— ¿Qué nombres se barajan?

Si se trata de barajar nombres, todo el mundo apunta a que el canciller actual, David Choquehuanca, sería casi el sucesor natural de Morales, pero está muy lejos del liderazgo y la talla política que tiene el presidente.

— ¿Y en la oposición?

La oposición logró este éxito porque fue unida detrás de un eslogan y de una idea que era el No. Tuvo mucho éxito porque desaparecieron del escenario político los viejos líderes opositores. Su acierto fue plantear el No como una alternativa ciudadana, sin un líder visible, algo que dejó a Evo Morales polarizando con él mismo. Ese panorama cambiará sustancialmente para el 2019. Tendrán que presentar candidatos de carne y hueso y se acabará la unidad.

—¿Y cree que Evo Morales terminará cambiando la Constitución vía el Congreso para reelegirse?

Es difícil. En este momento, el Gobierno no está en condiciones de hacer cambios constitucionales porque está sufriendo un gran proceso de deslegitimación. Hemos iniciado en Bolivia la etapa del posevismo.