• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Banco Central de Chile confirmó que Venezuela no envió recursos a universidad en 2009

Banco Central chileno reportó la falta de un dinero por parte del gobierno de Venezuela / Cortesía: Emol

Banco Central chileno reportó la falta de un dinero por parte del gobierno de Venezuela / Cortesía: Emol

A través de un comunicado, la institución chilena pidió aclarar los montos que recibió el plantel durante ese año, desmintiendo así que percibieran en total 13 millones de dólares de ese país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Banco Central de Chile confirmó que desde Venezuela no ingresaron recursos a la Universidad Arcis en 2009, desmintiendo así los trascendidos que daban cuenta que el Banco Nacional de Desarrollo Económico de Venezuela (Bandes) habría autorizado una segunda partida de 4 millones de dólares, para "Asistencia Económica a la Universidad".

Los recursos habrían llegado a Chile en octubre de ese año, monto que se presentó como un crédito a largo plazo contra una garantía hipotecaría constituida por una de las empresas relacionadas del plantel, la Inmobiliaria Libertad, con lo cual la suma de los aportes que realizó el país venezolano habrían alcanzado los 13 millones de dólares, consignó en agosto del 2014 una publicación de Ciper.

Sin embargo, Banco Central chileno rectificó "bajo las disposiciones del Compendio de Normas de Cambios Internacionales", que dicho monto en 2009 no ingresó a su país. Por lo tanto, la institución solo recibió 9 millones de dólares ($ 4.392 millones) como parte de "un convenio de asistencia económica no reembolsable", que sirvió para el pago de arriendos, juicios pendientes, impuestos y traslado de todas sus dependencias a la sede principal, lo que posibilitó también la acreditación de la institución y las condiciones para la Escuela Latinoamericana de Estudios de Posgrado (ELAP).

Al respecto, el secretario general de la universidad, Mauro Salazar afirmó que "la respuesta de Banco Central no deja lugar a dudas y establece de modo concluyente que los montos imputados por Ciper nunca ingresaron a la Universidad Arcis".

Agregó a través de una declaración pública que "esta información falaz fue ampliamente instrumentalizada por el poderío medial de la UDI, sobreexplotada en la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, para instalar un manto de dudas, y de suyo fue arteramente masificada para desacreditar el proyecto Arcis -sin perjuicio de reconocer la crisis financiera que nos afecta".

Daño a la imagen

La autoridad aclaró que la iniciativa de oficiar al Banco Central de Chile fue impulsada por la propia dirección del plantel.

"Como institución de educación superior no teníamos ninguna prescripción jurídica que nos obligara a esclarecer este tipo de invectivas, más aún sabíamos con certeza que la imputación no era fidedigna", afirmó.

De hecho, según Salazar, "en su momento estimamos que se trataba de un conflicto alojado en la clase política que utilizaba como instrumento a la Universidad. Sin embargo, la Rectoría estimo necesario buscar la verdad y terminar con una serie de tergiversaciones que nos dañan ante nuestra comunidad, como asimismo, instalan una poderosa sospecha ética ante la opinión pública".

La autoridad reconoció que la "imputación nos ha significado perjuicios de imagen y problemas de credibilidad en contra de nuestra institucionalidad”, pero afirmó que “la verdad tiene su hora".

Por último, manifestó que "el medio que difundió tales contenidos –más allá de sus derechos y competencias- debería evaluar sus denuncias desde el punto de vista de la ética de la información.(…) la duda pública es un perjuicio moral (subjetivo) que no se resuelve mecánicamente con el oficio aclaratorio".