• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Autora de Como agua para chocolate regresa a la novela tras ocho años de silencio literario

Laura Esquivel / AFP

Laura Esquivel / AFP

Laura Esquivel presenta "A Lupita le gustaba planchar", una historia protagonizada por una antiheroína alcohólica que a través de actividades domésticas logra desentrañar los misterios de un asesinato

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La popular escritora mexicana Laura Esquivel, autora del exitoso libro "Como agua para chocolate", regresa a la escena literaria tras ocho años de silencio con "A Lupita le gustaba planchar", una novela en la que aborda una sociedad extraviada en las adicciones.

La obra trata "del profundo dolor de aquellos que abren los ojos y no pueden soportar vivir en un mundo como en el que vivimos sin el alcohol o sin su motita (marihuana)", explicó hoy Esquivel, durante una conferencia de prensa.

Para su nuevo libro, la escritora emplea una fórmula parecida a la de su primera novela, "Como agua para Chocolate" (1989), que la convirtió en uno de los autores mexicanos más reconocidos en el extranjero al vender más de siete millones de ejemplares y ser traducida a 35 idiomas.

Si en su gran éxito Esquivel recurrió a recetas de cocina para hilar la historia, en este nuevo texto utiliza actividades domésticas que muchos menosprecian por creer que son propias de las mujeres.

"A Lupita le gustaba planchar", "le gustaba beber" y "le gustaba lavar" son los títulos de algunos de los capítulos de este singular "thriller" sobre una policía obesa y alcohólica que es testigo del homicidio de un alcalde al que es incapaz de salvar, pero por el que se da la tarea de encontrar la verdad sobre su asesino.

"Todo lo que ella aprendió, actividades que pasan a segundo plano como las de la mamá de Lupita, que lavaba y planchaba ajeno" le permiten tener "un ojo diferente para fijarse en las cosas que para los demás pasan desapercibidas" y que la llevan a descubrir al asesino, explicó Esquivel, de 63 años.

La autora reconoce que difícilmente superará el éxito de "Como agua para chocolate", que también tuvo una taquillera adaptación cinematográfica realizada en 1992 por su ex esposo, Alfonso Arau.

"No busco el resultado, lo que quiero es expresar. Lo que en este momento me inquieta, lo quiero compartir", dijo la novelista.