• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Arte en las nieves de la Patagonia

Simon Beck realiza increíbles obras sobre la nieve, efímeras, pero impactantes / Foto La Nación/Argentina/GDA

Simon Beck realiza increíbles obras sobre la nieve, efímeras, pero impactantes / Foto La Nación/Argentina/GDA

El inglés Simon Beck, de paso por la Patagonia, tiene un curioso talento: es snow artist, hace dibujos sobre lagos congelados y grandes áreas nevadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un centro de esquí también puede ser un buen lugar para la inspiración artística, y la nieve, el mejor lienzo. Al menos eso le sucedió al inglés Simon Beck, un particular snow artist, como se autodenominó, que realiza increíbles obras sobre la nieve, efímeras, pero impactantes.

Hace unas semanas escapó del verano para adornar con sus curiosas creaciones las laderas del centro de esquí Caviahue, en Argentina. y otras montañas patagónicas.

Su especialidad son figuras geométricas, matemáticas, estrellas y los crop circles que se hacen en los campos cultivados, con mucho detalles y sombras, líneas rectas y curvas perfectas que realiza sobre lagos congelados o grandes áreas de nieve.

Y con la particularidad que para ver las figuras hay que estar muy lejos, desde lo alto, sino no se aprecian. Para sus trabajos, no usa pincel ni cincel, sino raquetas de nieve en los pies, que lo ayudan a hacer surcos y marcar el terreno. Y también brújula y cinta métrica. Para los círculos, pone un ancla en el centro y le ata una cuerda.

Las obras le llevan un día entero de trabajo y hasta puede llegar a caminar 50 km para terminar cada una. Incluso, si el cansancio se lo permite, sigue dibujando bien entrada la noche.

Comenzó con esta actividad de casualidad, como suele suceder en muchos casos. Una tarde de 2004, después de esquiar en Les Arcs, en Francia, donde tiene un apartamento, se le ocurrió hacer un dibujo sobre un lago congelado. Al día siguiente lo vio desde la aerosilla y quedó impactado por el dibujo. Fue por más y más. Cada vez con diseños más difíciles y elaborados. La profesión de ingeniero y los mapas de orientación en la montaña que hacía, quedaron en el pasado. Desde entonces logró dedicarse por completo a su nueva y original pasión. Por supuesto, su obra no se puede exponer en ningún museo y dura lo que la meteorología lo permita, generalmente hasta la próxima nevada, que nunca se sabe cuando será. Por ejemplo, en 2011, el primer diseño de la temporada lo hizo un 3 de enero y se pudo ver, como un fantasma, durante todo el invierno europeo. En el otro extremo, un diseño que terminó en la madrugada del 19 de diciembre del mismo año, desapareció completamente a la mañana siguiente.