• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Argentina sufrió una gran decepción en Pekín y perdió 2-0 ante Brasil

El jugador Tardelli marcó los dos goles de la selección brasileña | Foto AP

El jugador Tardelli marcó los dos goles de la selección brasileña | Foto AP

Diego Tardelli marcó un doblete para el triunfo de la “Verdeamarela” en el Superclásico de las Américas; Jefferson le detuvo un penal a Leo Messi

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brasil, con dos goles de Diego Tardelli, dio un paso importante para curar las profundas heridas que le dejó el Mundial 2014 al ganar 2-0 a Argentina, en la que Lionel Messi falló un penal, en una nueva edición del “Superclásico de las Américas” amistoso disputado el Estadio Nacional de Pekín.

En una cita destinada a las estrellas, el héroe fue Tardelli con dos festejos. El ariete, un trotamundos del fútbol de 29 años que vistió los colores de nueve equipos de cinco países, no pudo tener un estreno con más ilusiones en la Selecçao.

Los dos gigantes sudamericanos, con Messi y Neymar portando el número 10 y el brazalete de capitán, buscaban dar un golpe de autoridad en la etapa que comienzan de la mano de sus nuevos técnicos, Gerardo Martino en el banquillo argentino y Dunga en el brasileño, con la Copa América 2015 en el horizonte.

Fieles a los credos de sus entrenadores, Argentina intentó un juego más elaborado, mientras que Brasil aguantaba cómoda en su cancha esperando el error del conjunto argentino para salir con velocidad gracias a la rapidez de Neymar, Willian y Oscar.

En el minuto 28 llegó el primer gol. Martín Demichelis y Pablo Zabaleta se molestaron al ir por la pelota y el defectuoso despeje de cabeza del primero fue aprovechado por Tardelli para marcar de volea.

Once minutos después pudo llegar el empate argentino. El árbitro chino marcó penal por una entrada de Danilo sobre Angel Di María pero el arquero Jefferson adivinó la dirección del lanzamiento de Messi y salvó a su equipo.

Finalmente en el 64 Tardelli firmó su doblete. El ariete apareció en el segundo palo para rematar con la cabeza el saque de un córner que había peinado David Luiz.