• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Aprenda a recorrer Europa a bajo costo

Con el servicio de Blablacar el viaje es directo, sin todas las paradas del transporte público / Foto blablacar

Con el servicio de Blablacar el viaje es directo, sin todas las paradas del transporte público / Foto blablacar

La gran ventaja que Europa tiene frente a otros continentes es que casi todo se concentra en una porción muy pequeña de territorio e ir de una ciudad a otra y de una país a otro es perfectamente viable y muy sencillo, en cualquier medio de transporte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Europa lo más caro suele ser casi siempre viajar en tren y en barco y lo más barato es hacerlo en bus. Cada país tiene decenas de compañías de bus, de todas las categorías y precios. Para moverse en bus por las naciones del este del continente yo recomiendo Student Agency (empresa checa), que tiene precios increíbles. Lo mejor es que hay buses que pueden resultar igual de cómodos a un tren o un avión y también permiten apreciar el paisaje.

Entre República Checa y Austria, por ejemplo, o para ir de Austria a Alemania, me monté en buses con sistema de entretenimiento y pantalla personalizada detrás de cada silla, azafatas que además de comida sabrosa reparten periódicos y revistas y servicio de WiFi para los que no sean capaces de desconectarse durante el trayecto. Para ahorrar un poco más, haga viajes largos durante la noche, con lo cual evita pagar una noche extra de alojamiento.

En todo caso, hoy son muchas las aerolíneas que ofrecen verdaderas gangas por lo mismo que se paga para ir en bus o a veces incluso menos. Así que revise siempre ese punto antes de comprar su pasaje. Otra forma muy económica de atravesar Europa es “pagar por echar dedo”. Pero se paga poquito, tranquilo. Hay varias compañías que permiten hacerlo pero la mejor y más confiable, para mí, es Blablacar, una francesa.

La dinámica es simple. Si viajo de Bruselas a Ámsterdam, por ejemplo, entro a la página y pongo la ciudad de origen y la ciudad de destino, la fecha y la hora en la que preferiría hacer el recorrido. Se desplegarán todas las opciones de conductores que tengan planeado hacer el mismo trayecto en ese momento y yo debo contactarme con alguno de ellos para que me separe un cupo en su carro. Listo.

Todos los conductores y los pasajeros deben cumplir con una serie de requisitos para haberse registrado, lo que además hace del sistema algo seguro. Es un todos-ganan por donde se le mire. El conductor suma lo que más o menos valen los peajes y la gasolina, lo divide por el número de pasajeros y lo que cobra siempre resulta mucho más barato que lo que vale un pasaje de tren y sale igual o más económico que lo que vale uno de bus a ese mismo destino.

También está el hecho de que el viaje es directo, sin todas las paradas del transporte público, y que si uno quiere –porque siempre estará la opción de echarse una siesta– se puede conocer gente y charlar sabrosamente durante el recorrido. Además, se trata de una forma más responsable de consumo. Menos carros, menos emisiones de CO2, menos contaminación para nuestro planeta.

La primera vez que usé Blablacar iba de París a Rouen, los boletos de tren costaban más de 50 euros y no había buses que hicieran ese recorrido. Pues por montarme en el carro de Philippe pagué 18 euros, más 1,60 euros de gestión cuando reservé por la aplicación. Más barato, imposible.

La otra opción es comprar el Eurail Pass, un pase para viajar en tren por uno o varios países de Europa. Pero revise bien si se ajusta a sus planes y le conviene porque el negocio de ellos (se llama Interrail Pass si es ciudadano europeo) es cobrar desde 460 hasta 1.600 euros por pases que permiten viajar en tren de manera ilimitada por un número de días (comenzando en cinco y terminando en 9) muchas veces consecutivos o reunidos dentro de un periodo específico (de un mes, casi siempre).

La cuestión es que para de verdad sacarle el jugo y no terminar pagando más, tener el Eurrail Pass implica casi siempre pasar solo un día o máximo dos en cada ciudad. Para no terminar pagando mucho más hay que correr una maratón en la que no todos queremos inscribirnos.

Descargue la aplicación GoEuro (www.goeuro.com) para comparar los precios de los boletos de tren, bus y avión de una ciudad a otra. Desde ahí podrá también comprarlos, en la mayoría de los casos.

Para viajar en carro compartiendo gastos con otros viajeros: www.blablacar.com

Para viajar en bus: www.studentagency.eu y www.eurolines.com

Directorio más completo de aerolíneas de bajo costo: www.budgetairlineguide.com