• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Apertura temporal de frontera permite tránsito de 2.500 niños por inicio de clases

Continua habilitado el servicio de transporte para los estudiantes en la frontera | Foto: El Tiempo

Continua habilitado el servicio de transporte para los estudiantes en la frontera | Foto: El Tiempo

Estudiantes en ambos lados de la frontera colombo-venezolana cruzaron los puentes Simón Bolívar y Francisco Paula de Santander. El gobierno colombiano tiene pautada una reunión con la gobernación del Táchira y representantes militares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sobre las 6 de la mañana de este lunes, y de la mano de su mamá, Juan José Quintero, un pequeño colombiano de 6 años de edad, cruzó desde la población venezolana de Ureña el puente internacional Francisco de Paula Santander para asistir a su primer día de clases en el colegio Padre Luis Variara en la ciudad de Cúcuta.

El menor, quien inicia sus estudios en primero de primaria, tomó uno de los buses habilitados por el gobierno de Venezuela para llegar hasta el paso fronterizo donde se reanudó el corredor humanitario para los estudiantes, el cual se encontraba suspendido desde el mes de noviembre.

Los padres de familia lamentan la difícil situación que deben afrontar sus hijos para poder acceder a su derecho a la educación.

De acuerdo con cifras entregadas, al menos 2.500 niños hacen tránsito por los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, para recibir clases en instituciones educativas ubicadas en poblaciones fronterizas como Cúcuta y Villa del Rosario. También se estima que otros 600 menores deben cruzar para asistir a centros educativos en el vecino país.

Entre tanto, en el lado colombiano actualmente aún no se dispone de los vehículos de transporte escolar para que efectúen el traslado de los estudiantes desde los puentes binacionales hacia sus instituciones educativas, tal como se desarrolló el año pasado tras el cierre de la frontera.

Víctor Bautista, delegado de la Cancillería, explicó que para ello se deben adoptar unas medidas administrativas extraordinarias que les permitan a los entes gubernamentales como las alcaldías y la gobernación del Norte de Santander, tomar decisiones, especialmente en el uso de recursos, de cara al desarrollo de esa logística.

“El servicio escolar no es un servicio que los colegios deban garantizarle a los estudiantes, es parte de la competencia de los padres poner a los niños en la entrada de sus colegios, pero ante esta situación extraordinaria está claro que el Gobierno va a apoyar de la manera que pueda la llegada de los niños hasta sus instituciones”, precisó el delegado de la Cancillería.

Añadió que el decreto con el que se declaró la emergencia en la zona de frontera por parte del gobierno colombiano, el cual permitió la toma de decisiones inmediatas el año anterior, venció el pasado 30 de diciembre.

Por lo pronto, se está a la espera de que en los encuentros que funcionarios del Ministerio de Educación, con el acompañamiento de la Cancillería, sostendrán este lunes y martes con el alcalde Cúcuta, César Rojas, y el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar, se definan las medidas especiales que se tomaran para afrontar esa situación

Se realizará una reunión con representantes de la gobernación del estado Táchira (Venezuela) y miembros de la autoridad única militar de esa zona, para fijar cuáles serán las acciones que se desarrollaran conjuntamente.