• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Aleyda Ortiz rompe su “maleficio”

Aleyda Ortiz ganó su primera corona | Cortesía

Aleyda Ortiz ganó su primera corona | Cortesía

La puertorriqueña sacudió finalmente el agridulce puesto de primera finalista al ganar anoche la corona de “Nuestra belleza latina”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hablemos de coronas. Brillan entre espectadores fervorosos y detractores que critican a quienes logran ostentar una de esas brillantes piezas que -al menos en Puerto Rico y muchos países latinoamericanos- tienen una trascendencia cultural cuando están vinculadas a los certámenes de belleza. De eso sí sabe Aleyda Ortiz, la joven boricua que se sometió a dietas estrictas, perdió peso, subió en tacones de seis pulgadas y cubrió imperfecciones con maquillaje para alcanzar su meta de ser la más bella.

Sin embargo, el camino (más bien la pasarela) hacia la corona siempre fue un logro que ella tuvo en la punta de sus dedos, pero que perdió varias veces con la agridulce posición de primera finalista. Anoche, la bayamonesa ganó el reality show “Nuestra belleza latina” y rompió ese “maleficio”, como algunos aficionados de los certámenes de belleza llegaron a llamar su mala racha.

El año pasado, tras meses de preparación y minicompetencias en distintos centros comerciales del país, la chica llegó a pensar que alcanzaría su misión de alzarse con el título de Miss Universe Puerto Rico 2014. Estaba en el Centro de Bellas Artes de Santurce apretando las manos de Gabriela Berríos, quien terminó tronchándole el sueño el pasado 3 de octubre frente a miles de puertorriqueños.

Sin embargo, la graduada de publicidad y relaciones públicas se aferró a la filosofía de no darse por vencida, un discurso que por años ha prevalecido entre las reinas de belleza. A raíz de la posición que obtuvo en el concurso de belleza más importante de la Isla, la chica aceptó la oportunidad de representar al país en el certamen Miss Intercontinental 2013. “Los puertorriqueños tenemos la fama de ser bellos, talentosos. Yo quiero demostrar de lo que estamos hechas las boricuas”, dijo entonces, días antes de competir, a El Nuevo Día.

Pero no ganó. Era el 14 de diciembre del año pasado cuando Aleyda tuvo que conformarse nuevamente con el puesto de primera finalista, pero esta vez en Magdeburg, Alemania. La frustración era innegable, incluso entre sus devotos seguidores en el ámbito de los certámenes. Ese día, la modelo superó a 57 candidatas de distintas partes del mundo, mas no pudo vencer a la rusa Ekaterina Plekhova, a pesar de que la boricua fue -incluso- la más sobresaliente en traje de baño.

“Me considero clásica en belleza física y en actitudes”, llegó a expresar a este diario. “Creo en la elegancia, en ‘menos es más’. Soy este 'look' más 'soft'. Trato de sacarle el jugo a las cosas. Algo que me ha ayudado en toda mi vida es que tengo mucha autoestima en mí, creo en mí y voy a mí. Trato de ver el lado positivo y me encanta sentir que tengo retos”.

Poco después, otra vez ilusionada, Aleyda audicionó para el participar en el reality show “Nuestra belleza latina”, que produce y emite la cadena Unvision. Con mayor experiencia y un cuerpo aún más tonificado, la puertorriqueña entró a la competencia y, si bien fue favorecida por el voto del público y la opinión de algunos jueces del programa, también se elevó como una de las más detestadas por las otras candidatas que querían la corona.

Ahora, finalmente, la corona brilla entre las extensiones de cabello en su cabeza.