• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Agua en Marte facilitaría visita humana

La atmósfera de Marte está compuesta principalmente de dióxido de carbono (95,3 %), nitrógeno (2,7%) y argón (1,6%) |Foto: Archivo

La atmósfera de Marte está compuesta principalmente de dióxido de carbono (95,3 %), nitrógeno (2,7%) y argón (1,6%) |Foto: Archivo

La Nasa difundió los resultados de una investigación donde se ven posibles ríos trazados en la tierra. Estaría abierta la posibilidad de hallar algún tipo de vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Oscuras vetas detectadas sobre las laderas de cráteres de Marte son, hasta ahora, la evidencia más fuerte de que hoy existe agua líquida que fluye de manera intermitente en el planeta rojo.

La sospecha siempre existió. No solo porque hace unos 4.500 millones de años un océano cubrió 19% de ese planeta, sino por el mismo deseo de la humanidad de que así fuera.

Ayer, la Nasa difundió los resultados de una investigación que plantea que unas estrías sobre colinas y cañones de suelo marciano, que parecen los caminos trazados por ríos en la Tierra, son producto de un ciclo estacional de agua líquida.

“Cuando la mayoría de la gente habla de agua en Marte, por lo general se refiere a agua antigua o agua congelada. Ahora sabemos que hay más en esta historia. Esta es la primera detección espectral que inequívocamente apoya nuestra hipótesis de formación de agua líquida”, dijo Lujendra Ojha, del Instituto de Tecnología de Georgia, en Atlanta, y autor de un informe sobre estos hallazgos publicado en la revista Nature Geoscience.

Ojha vio por primera vez esas misteriosas líneas oscureciendo las laderas marcianas hace cinco años, por lo que los nuevos resultados, dice, son el agua de hoy en día. Su trabajo se basó en imágenes obtenidas por el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), una sonda que ha examinado Marte desde el 2006 con seis instrumentos.

“El instrumento hizo el hallazgo en infrarrojo. Es decir que lo que estamos analizando es la luz infrarroja que llega sobre los cañones y las pendientes marcianas, y que rebota para darnos información sobre el material y la composición química de los mismos. Lo que falta ahora es confirmarlo, pues no basta con haber detectado esas señales en un estudio”, explica Santiago Vargas, profesor investigador del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional.

David Tovar, codirector del Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología Titán, de la Universidad Nacional, dice que el soporte de la investigación está en que los flujos hallados son producto de una secuencia de fotografías de diferentes épocas del año marciano, en donde las variaciones de la temperatura provocaron cambios en el estado físico del agua. O sea que pasará de sólido a líquido.

Pero no se trata de agua como los ríos en nuestro planeta. Vargas señala que la que se detectó en Marte está a -23 grados centígrados, cinco veces más fría que el congelador de la nevera. “Para que el agua pueda fluir a esa temperatura, porque está debajo del punto de congelación (que es 0 grados), se requieren sales que bajan ese punto”, dice.

Tovar explica que esas sales se conocen como percloratos, que son compuestos químicos muy contaminantes –hacen que el agua no sea apta para el consumo– y abundantes en el planeta rojo, que efectivamente bajan el punto de congelación. Es un efecto similar al que provoca la sal al ser puesta sobre la nieve en época de invierno para evitar que las calles queden cubiertas de esta.

 ¿Posibilidad de vida?

Si bien el afán por la búsqueda de agua líquida fuera de nuestro planeta se relaciona directamente con la posibilidad de vida, este hallazgo no asegura que esta exista en Marte. “No estamos encontrando vida, es un primer paso para animarnos a seguir explorando qué produce esa agua, dónde más hay, y luego hacer estudios más profundos para centrarse en las posibilidades de encontrar vida microbiana, que pueda subsistir en ese ambiente acuoso”, añade Vargas.

Pero tampoco se descarta. Jorge Bueno, director del Instituto de Astrobiología de Colombia, dice que este descubrimiento pondría a Marte como un planeta potencialmente habitable. “A nivel de la química, se corroborarían los proceso adaptativos que los ‘organismos’ tienen. Y desde la astrobiología, me atrevería a decir que si es agua muy salada, podríamos pensar en organismos halófilos, que viven en ambientes de alta concentración salina”, explica el experto.

 Para Tovar, la investigación da indicios de que en Marte posiblemente haya vida microbiana. “Pero esto no es un biomarcador. Para ello, se necesita una prueba irrefutable de algún organismo con metabolismo activo o que lo haya tenido en el pasado”, insiste.

Las futuras misiones espaciales pensadas hacia 2030 para poner al hombre en Marte se beneficiarían de confirmarse esta tesis. Vargas dice que resolvería uno de los problemas de esa larga misión, que es abastecer de líquido a la tripulación.

El mundo celebra este avance, pues, como lo dijo Michael Meyer, científico jefe del Programa de Exploración de Marte de la Nasa, “resolver este misterio implicó el envío de múltiples naves espaciales durante varios años. Ahora sabemos que hay agua líquida en la superficie de este frío y desierto planeta”.