• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Adiós a García Márquez, bienvenida al mito universal

Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez

Familia define si llevarán a Colombia sus cenizas tras cremarlo en México. El creador del realismo mágico, con el que revolucionó la literatura mundial, murió en su residencia, acompañado de su esposa Mercedes Barcha, de varios familiares y de Genovevo Quiroz, su asistente personal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al mediodía de este jueves se produjo el fallecimiento, en Ciudad de México, del premio nobel de literatura (1982) Gabriel José de la Concordia García Márquez, Gabo.

Una neumonía y un cuadro infeccioso con deshidratación precipitaron su deceso, 42 días después de haber cumplido 87 años de edad y de mostrarse por última vez en público, sonriente y con una rosa amarilla cerca al corazón. (Ver el especial: Macondo está de luto).

El creador del realismo mágico, con el que revolucionó la literatura mundial, murió en su residencia, acompañado de su esposa Mercedes Barcha, de varios familiares y de Genovevo Quiroz, su asistente personal. Su médico de cabecera, Jorge Oseguera, lo visitó en la mañana y confirmó su delicado estado de salud.

La noticia fue conocida en Colombia hacia las 3 de la tarde. Y hacia las 5:30 –cuando ya recorría el mundo–, una carroza fúnebre de color gris recogió el cuerpo, que salió escoltado por ocho miembros motorizados de la Policía del Distrito Federal, por decenas de periodistas de todo el mundo y por mexicanos del común que tocaban el vehículo y se echaban a llorar.

Poco después, sus restos llegaron a una funeraria del sur de la ciudad.

¿Rumbo a Colombia?

Fuentes del Gobierno colombiano informaron que la familia del escritor y periodista evalúa si trae sus cenizas a Colombia después de cremar su cuerpo en México, su segunda patria, en donde había vivido desde los años 60.

Un enlace de alto nivel del gobierno colombiano está en permanente comunicación con ellos para programar los honores que se le rendirán durante varios días al escritor. El presidente Santos decretó anoche tres días de duelo nacional.

A pesar de su estado, hasta último momento el nobel estuvo consciente de lo que sucedía a su alrededor.

De hecho, el 4 de abril, cuando estaba internado en el Instituto de Ciencias Médicas Salvador Zubirán, les mandó a decir a los periodistas que esperaban agolpados en la entrada alguna noticia suya, “¡Váyanse a trabajar¡”

Quiroz, su asistente, dijo en ese momento que Gabo estaba sorprendido por las muestras de afecto que le llegaban de todo el mundo y en particular de Colombia, su patria, de la que nunca estuvo desconectado.

Además, que respondía positivamente al tratamiento con antibióticos y recibía alimentos y visitas de sus más cercanos amigos.

Pero el portavoz del centro médico hizo saber que su estado era delicado, de acuerdo con su edad, y que convalecería en su casa, ubicada en el sur de Ciudad de México. A esta salió el 8 de abril, bajo estricta vigilancia médica.

Reacción mundial

La noticia de su muerte suscitó reacciones de importantes personalidades de todo el mundo. Mandatarios de América Latina, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el también premio nobel Mario Vargas Llosa, manifestaron su pesar y resaltaron la vida y obra del brillante colombiano, y sus buenos oficios para lograr la paz de Colombia. (Vea la galería: Conmoción en la casa de Gabo por su fallecimiento)

El presidente Santos, amigo personal del escritor, también hizo saber su dolor y el del país e invitó a todos los colombianos a sacar mañana un pañuelo blanco, a las 12 del día, en homenaje al hijo del telegrafista de Aracataca.

Allí, en su pueblo natal de Magdalena, hubo escenas de dolor. Dilia Zoraida Todaro, propietaria del Patio Mágico de Gabo, un restaurante modesto, dijo que tenían la esperanza de que se recuperara de la neumonía y de volverlo a ver por sus calles.

México también se sobrecogió por la muerte de su huésped de honor. De hecho, el próximo lunes 21 de abril se llevará a cabo un homenaje nacional a Gabo en el Palacio de Bellas Artes. Así lo anunció Rafael Tovar, presidente del oficial Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (Conaculta).

El presidente de ese país, Enrique Peña Nieto, también manifestó sus condolencias y dolor por la muerte del colombiano. Un comunicado emitido por su gobierno dice que “México se une al duelo de Colombia, de Hispanoamérica y del mundo entero por la partida de García Márquez”.

Anoche, la puerta de la casa de Gabo en el barrio Pedregal del San Ángel de Ciudad de México, identificada con el número 144 –en donde sus seguidores le cantaron ‘Las mañanitas’, en su último cumpleaños–, estaba llena de flores de mil colores, de velas y de mensajes de adiós al único nobel colombiano, y de bienvenida al mito literario que decidió partir un jueves santo.