• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Adele incomodó a trabajadores de una tienda

Su interlocutor la mira sorprendido mientras otras dos empleadas sonrien y observan atentas la escena/ Foto: Captura

Su interlocutor la mira sorprendido mientras otras dos empleadas sonrien y observan atentas la escena/ Foto: Captura

La cantante británica simuló ser una extravagante "diva" durante su paso por una popular cadena de jugos en Estados Unidos. Todo fue planeado por la comediante Ellen DeGeneres

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Adele ha demostrado en varias oportunidades que no tiene problemas para realizar puestas en escena llamativas en televisión.

Con el animador estadounidense Jimmy Kennel, por ejemplo, cantó una versión de "Hello" musicalizada por instrumentos infantiles, y con el británico Graham Norton sorprendió a algunas de sus imitadoras al hacerse pasar por una de ellas.

Ahora la cantante de 27 años participó en otra iniciativa del mismo tipo para el programa de la comediante Ellen DeGeneres.

Esta vez fingió ser una "diva" excéntrica y desubicada. La voz de "Rolling in the Deep" protagonizó una cámara oculta, que tenía por objetivo ver la reacción de los trabajadores de una cadena de jugos, Jamba Juice.

Según se puede ver en un video publicado en YouTube (que luego fue "bajado" por exigencias del programa de TV), la broma comienza cuando la supuesta asistente de Adele ingresa al local y advierte a los empleados que la cantante está por entrar, y que por favor la atiendan como a cualquier otro cliente. Posteriormente ingresa Adele, quien en todo momento actúa bajo las instrucciones de DeGeneres.

Tras un breve diálogo inicial, en el que el cajero le muestra los tamaños de jugos, Adele pregunta si tienen uno más pequeño o uno más grande de los que se ven en la vitrina. Al recibir una respuesta negativa, pide "uno grande en un vaso pequeño".

Su interlocutor la mira sorprendido mientras otras dos empleadas sonrien y observan atentas la escena.

Luego — después de una conversación en la que Adele recalca que "la plata aquí no es tema", y en la que ignora a sus asistente—, procede a comer las hojas de una planta ubicada al costado de la caja. "Me siento como un ciervo en un bosque.

Ojalá viviera en un bosque", dice a los tres sorprendidos trabajadores del local. La cámara oculta continúa con la cantante pasándole al cajero una pequeña botella de Amaretto. Cuando él se niega a añadirlo al jugo, ella se lo toma de inmediato, con ayuda de la supuesta asistente que la acompaña.

La broma concluye con la musa negándose a pagar. "Yo soy la celebridad", dice.

El cajero le responde que tal vez su jefe pueda regalarle el pedido. En ese momento la londinense suelta la verdad: "Le voy a decir a Ellen DeGeneres que pague, proque ella me ha estado diciendo todo este rato lo que debo decir".

Tras darse cuenta de la cámara oculta, las "víctimas" comenzaron a reír y simpatizaron con Adele. La cámara oculta fue expuesta el jueves en el programa de Ellen DeGeneres. La secuencia fue publicada por usuarios de YouTube, pero a las pocas horas fue dado de baja por exigencia del programa de la comediante.