• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Abbas ante la ONU: "No permitiremos que los crímenes de guerra en Gaza queden impunes"

Foto : EFE

Foto : EFE

El Presidente palestino calificó los ataques israelíes como la tercera "guerra" lanzada por el "Estado ocupador racista contra Gaza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, aseguró ante la Asamblea General de la ONU que no permitirá que queden impunes los "crímenes de guerra" cometidos por Israel durante la crisis de julio y agosto en Gaza, que definió como "actos genocidas".

"En nombre de Palestina, afirmo que no olvidaremos ni perdonaremos, ni permitiremos que los criminales de guerra escapen a su castigo", dijo Abbas en su discurso en la sede de la ONU.

"Creemos, y esperamos, que esta vez nadie está tratando de ayudar a la ocupación en su impunidad o sus intentos de evadir la rendición de cuentas por sus crímenes", indicó.

El líder de la ANP sentenció que el "poder ocupador ha decidido desafiar al mundo entero al lanzar su guerra en Gaza, en la que sus tanques y cohetes asesinaron brutalmente los hogares, escuelas y sueños de miles de niños, mujeres y hombres palestinos, y en realidad destruyeron las esperanzas de paz que quedaban".

Abbas afirmó que la crisis de 50 días, en la que murieron más de 2.100 palestinos y 67 israelíes, es la tercera "guerra" lanzada por el "Estado ocupador racista contra Gaza".

"La diferencia hoy es que la escala de este crimen genocida es mayor, la lista de mártires, especialmente niños, es más larga (...); y la devastación causada por esta reciente agresión no tiene parangón en los tiempos modernos", aseguró.

"Ahora afrontamos un formidable reto para reconstruir lo que ha sido destruido por la ocupación", indicó, y señaló como vital para ese esfuerzo la conferencia internacional sobre la crisis en Gaza que se celebrará el próximo mes en El Cairo.

No obstante, señaló que la "principal precondición para el éxito de todos estos planes y esfuerzos es el fin del bloqueo israelí que durante años ha asfixiado a la franja de Gaza y la ha convertido en la mayor prisión del mundo, con casi dos millones de palestinos".

Subrayó, además, su compromiso para "consolidar el alto el fuego" en Gaza "mediante negociaciones bajo los auspicios de Egipto", pero alertó que "para evitar que se repita el ciclo de guerra y reconstrucción" cada tres años, es "imperativo" asumir que "el sufrimiento de Gaza no se aliviará" sin la independencia de Palestina.