• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

El ABC de las vacaciones con bicicleta

Para llevar la bici en el avión es necesario embalarla y proteger las partes sensibles / Foto Pixabay

Para llevar la bici en el avión es necesario embalarla y proteger las partes sensibles / Foto Pixabay

No cualquier bicicleta es apta para encarar cientos de kilómetros. A continuación le explicamos los básicos del equipo para aquellos que quieran llevar su propia bicicleta para unas largas vacaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuadro. De acero o de aluminio. Cada uno tiene sus pros y sus contras. El acero es más pesado, pero más fácil de reparar. El aluminio es más liviano, pero cuesta más soldarlo si se llega a romper.

Cambios. La marca más usada es Shimano. Lo ideal es una combinación que de 27 velocidades y así la bici estará preparada para distintos tipos de terrenos.

El manubrio. Hay tres tipos: el simple, de barra horizontal (el más barato y fácil de conseguir, solo apto para viajes largos si se le agregan cuerno en los extremos), el tipo mariposa (es más aparatoso pero tiene múltiples posiciones) y el de carretera (curvado hacia la bici, es bueno para la velocidad en ruta, no así para otras pendientes).

Frenos. Los V-Brake tradicionales son preferibles a los de disco. Simples, fáciles de mantener y reparar, infalibles para viajes largos.

Asiento. Va en gustos. Puede ser ancho y acolchado con resortes o angosto y duro. De cuero o silicona. Un clásico de los viajeros es el modelo Brooks inglés, fabricado a mano en cuero de alta calidad.

Ruedas. El tamaño más común es de 26", que se consigue en todas partes y es fácil de transportar. Otros usan el de 28". El primero es mejor para distintas pendientes y el segundo, para largas distancias en la ruta.

Ropa. Pantalón con cierre desmontable de tela liviana, short, medias de ciclista, franelas de algodón o tela drifit, rompevientos, chaqueta, pantalones de micropolar, pañuelo para el cuello, gorra con visera, orejeras, zapatos de trekking. Y obviamente, buenos anteojos (de los que cubren a los costados), y casco.

Otros. Velocímetro con altímetro y termómetro, GPS, laptop, espejo retrovisor, punteras para pedales, cortaplumas, cocina, carpa, bolsa de dormir y aislante. Protector solar y repelente. Soga y ganchos para colgar ropa.

Para subir la bici al avión: es necesario embalarla y proteger las partes sensibles. Si no supera los 23 kilos, las aerolíneas la aceptan como equipaje normal. Conviene desinflar las ruedas, para que no se desinflen con la presión.