• Caracas (Venezuela)

Última Hora

Al instante

Diabetes y obesidad aumentan riesgos de cáncer de mama

Examen para detectar el cáncer de mama

Examen para detectar el cáncer de mama

Un especialista mexicano explicó que "la glucosa estimula un receptor de insulina que influye en la generación de nuevas células, regula su crecimiento y que, al alterarse, provoca tumores"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La obesidad que padece 30 % de la población adulta en México y la diabetes, considerada la principal causa de mortalidad, aumentan el riesgo de cáncer de mama en el país, dijo hoy a Efe el especialista Enrique Giménez Jimeno.

"La glucosa estimula un receptor de insulina que influye en la generación de nuevas células, regula su crecimiento y que, al alterarse, provoca tumores", explicó el doctor Giménez, jefe de Ginecología del hospital Ángeles del Pedregal.

Este viernes, cuando se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, el especialista sumó su voz a la de numerosas autoridades para llamar la atención sobre la necesidad de prevenir el cáncer de mama, que provoca anualmente la muerte de más de 5.000 mujeres mayores de 25 años en el país.

México se ha sumado a las campañas para sensibilizar a la población sobre la importancia de la autoexploración para prevenir el cáncer de mama, y se han desarrollado numerosas campañas masivas de aplicación de mastografías para detectar este padecimiento.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de mama es el más común entre las mujeres en todo el mundo, y representa el 16 % de todos los cánceres femeninos.

Giménez, quien ha documentando casos de cáncer de mama durante 40 años, indicó que este problema comienza en las mujeres con una propensión a la diabetes, que en la pubertad manifiestan menstruaciones dolorosas, en la adolescencia presentan quistes en ovarios y como adultas tienen dificultades para embarazarse o durante la gestación.

Agregó que una gran proporción de mujeres que no limitaron su consumo de harinas, a pesar del historial médico, desarrollaron cáncer de mama y diabetes mellitus.

Giménez coincidió con las conclusiones de un estudio conducido por el doctor Alan R. Gaby, de la universidad estadounidense de Yale y publicado en la gaceta médica Medaus, en el que se comprobó que una dieta alta en harinas y dulces eleva los riesgos de cáncer de mama.

El experto mexicano destacó el vínculo estrecho entre la aparición de este cáncer con los altos niveles de ingesta de carbohidratos.

Añadió que en las pacientes postmenopáusicas, la ingesta de azúcares resultó significativamente asociada al aumento de estrógenos causantes de tumores.